¿Estás empezando en el mundo de la repostería, pero hay muchas cosas que aún se te escapan de las manos? No te preocupes, porque en este artículo compartiremos contigo algunos consejos que harán que cocinar sea ”pan comido” para tí, nunca mejor dicho.

El primer paso para comenzar en el mundo de la hostelería es adquirir los utensilios necesarios para poder ponerte manos a la obra. Según el postre que vayas a hacer, utilizarás unos u otros. Aún así, te dejamos una lista con algunos de los utensilios básicos e imprescindibles par comenzar en este dulce mundillo:

Utensilios básicos en repostería

  • Boles de distintos tamaños
  • Básculas
  • Moldes básicos
  • Varillas manuales o batidora eléctrica
  • Tamizador o colador
  • Manga pastelera
  • Rejilla de repostería
  • Espátula de silicona
  • Rodillo
  • Pincel y brochas
  • Papel para hornear

Ahora bien, una vez que tenemos los materiales para hacer nuestros propios pasteles y bizcochos, hay una serie de tips que son básicos y que debes saber para que tus postres o meriendas salgas perfectos.

Tips para tu postre ideal

  1. Seguramente te haya pasado que hagas con toda tu ilusión tortitas, pero… ¡ups!, se te han quedado pegadas a la sartén. Y, ¿ahora qué? No te preocupes, la mantequilla será tu principal aliada para impedir tus tortitas se peguen. Esparce la mantequilla por toda la superficie de forma homogénea y sigue con tu receta con normalidad.
  2. A la hora de hacer un bizcocho, es habitual que se utilice un molde para que éste quede uniforme y con una forma determinada. Para que el resultado final sea el adecuado y no se quiebre, debes untar mantequilla por el molde y, una vez veas que está terminado, secarlo y dejarlo reposar unos 10 o 15 minutos (recomendable hacerlo en una rejilla de repostería). Una vez frío, sólo queda desmoldar y… ¡disfrutarlo!
  3. ¿Has probado a hacer galletas pero se te han quemado? ¡No las tires! Posiblemente esté quemada sólo la parte superficial. Raspa la parte exterior de la galleta hasta eliminar el color oscuro y… ¡listo!
  4. Para facilitar la manipulación de la masa quebrada, es indispensable que la metas en el frigorífico.
  5. ¿Falta de utensilios en casa? ¡No te preocupes! Por ejemplo, si no tienes rodillo, puedes sustituirlo por una botella de cristal. O si no tienes manga pastelera para decorar tus dulces, podrás hacerte una casera: coge una bolsa y corta uno de los picos. ¡Problema solucionado!

Y, ¿ahora qué?

Ahora solo queda comenzar a poner en práctica estos consejos básicos, coger confianza y…¡a seguir aprendiendo! Ya has dado el primer paso para llegar a ser un maestro pastelero.

Y si no te gusta la repostería en casa… ¡siempre puedes recurrir a las manos más expertas! En nuestra filosofía apostamos por utilizar las mejores materias primas, con diseños creativos y exclusivos, y un esmerado servicio adaptado a las necesidades de nuestros clientes.

En Tragus adoptamos las mejores técnicas para agilizar y hacer los mejores pasteles para nuestros clientes. ¿Aún no nos has visitado? Contacta con nosotros e infórmate de todos nuestros servicios, tanto a restauradores como a particulares.

Siempre con inquietudes por aprender más e innovar, para así estar en la vanguardia de la pastelería. ¡Te esperamos!