Algo tan común como es montar claras de huevo en el mundo de la repostería, puede llegar a ser la frustración de muchos. Esa textura perfecta a base de movimientos firmes de muñeca y conocer el punto exacto.

Tenemos dos formas de montar las claras a punto de nieve.

MONTAR CLARAS DE HUEVO A MANO

Si no contamos con una batidora eléctrica nos tocará hacer un esfuerzo y hacerlo a mano. Para ello necesitamos un batidor de varillas en forma de globo. Los pasos a seguir son muy sencillos:

  1. En un recipiente grande añadimos una pizca de sal y vertimos las claras de huevo que queremos montar.
  2. Comenzamos a batir despacio hasta que el líquido adquiera forma.
  3. Cuando el liquido tiene una forma más consistente aceleramos el ritmo. Podremos ver como las claras se convierten en una mezcla espumosa.
  4. Finalmente, se recomienda no batir demasiado, ya que el exceso de movimiento puede hacer que se vuelva en una mezcla son grumos a consecuencia de disolver la espuma

MONTAR CLARAS DE HUEVO CON BATIDORA ELÉCTRICA

En el caso de contar con una batidora eléctrica, el esfuerzo es menor. Aún así, es importante seguir los siguientes pasos para conseguir un buen resultado.

  1. Para empezar, vamos a utilizar una velocidad baja.
  2. Cuando se creen burbujas pequeñas aumentamos la velocidad de la batidora para que las claras empiecen a cuajarse.
  3. Seguimos batiendo hasta conseguir una mezcla esponjosa. Nuevamente, cuidado con no batir de más la mezcla y conseguir que salgan grumos.

CONSEJOS

Antes de montar las claras de huevo a punto de nieve, sigue estos consejos:

  1. Separa bien la yema de la clara, ya que la clara es la grasa del huevo y nos dificultaría el proceso.
  2. Si la mezcla no va a ser cocinada posteriormente utiliza claras pasteurizadas, de esta manera prevenimos la salmonelosis, una infección provocada por la bacteria salmonella.
  3. El recipiente debe estar totalmente limpio y sin un rastro de grasa.
  4. Los huevos se recomiendan que no estén recientemente puestos.

¡Ya tenemos todo lo necesario para montar unas claras de huevo a punto de nieve! Esperamos que estos trucos os sirvan para vuestros postres.